“Del Roble al Castaño”

5 *****

Restaurante de alta cocina con fusión de sabores dentro del bosque.

Una ocasión especial bien merece un lugar tranquilo, discreto, e idílico.

El restaurante del Bosque la Zoreda , es uno de esos lugares que una vez que vas, sabes que volverás en alguna otra ocasión. Ubicado en plena naturaleza a 4 km de Oviedo, casi escondido y alejado de todas las miradas, para llegar hasta él has de seguir las indicaciones  desde la carretera de la Manjoya. Te adentras cada vez más en un bosque, con el encanto propio del otoño, esta época creo que hace especialmente atractivos los bosques.

El hotel se encuentra en el palacete del Siglo XX  edificado por la familia Figaredo en el 1930, considerado entre los 25 mejores hoteles  de lujo de España. Junto al palacete se ha construido un edificio de toques más modernos, integrado con la naturaleza para las celebraciones más numerosas. Este edificio está a nos 100 metros de la fachada principal conectado por un caminito.

Actualmente se le considera el verdadero pulmón del concejo de Oviedo, ya que el Bosque de la Zoreda, dónde se ubica el Castillo, destaca por una vegetación de tipo atlantico, con robles (Carbayos en Asturiano), abedules, arces, castaños, hayas y  avellanos entre otros, gracias a  toda esta diversidad  en el bosque confluyen multitud de especies como jabalíes, corzos, zorros, tejones, ardillas, lechuzas, así como algunos reptiles…Es decir que es uno de los parajes para ir a comer con más encanto en el que hemos estado últimamente.

El restaurante y el hotel como tal se encuentran dentro del palacete, decorado con muy buen gusto ya que cada una de las diferentes estancias para comer  está ambientada en tonos diferentes. en cada una de ellas predominan unas gamas de color, que lo hace interesante y bastante curioso, cuando te das un paseo por los diferentes salones y descubres que van desde una decoración bastante imperial, a otras muy sobrias y funcionales.

Lo espectacular del sitio además de la calidad de la comida ha sido la ubicación. Es un lugar alejado verdaderamente de todos los ruidos externos, solamente oirás la naturaleza mientras te tomas algo en su terraza exterior o paseas por su terreno.

La parte exterior al hotel-restaurante está acondicionada para poder pasear, observar los árboles, los diferentes animalillos que corretean entre las hojas caídas por ser otoño, incluso si tenéis suerte como nosotros, y sale el sol, podréis sentaros a desconectar en su terraza  con una temperatura muy agradable.

Considero este lugar como uno entre pocos a los que recurrir cuando quieres sorprender a alguien, es más, os diré que de día tenía encanto pero por la noche debe de ser espectacular.

La terraza es bastante amplia con mesas suficientes, y siempre está atendida por el personal del restaurante de manera precisa.  Si te paras a mirar detenidamente la fachada del castillo mientras estás en la terraza, te darás cuenta de lo bonita y bien cuidada que está. La piedra está restaurada y de manera impecable limpia, en todo momento se ve un trabajo de importante de mantenimiento. La fachada de la torre se eleva detrás de nosotros en silencio pero muy digna.

En los alrededores del castillo, están acondicionados con existen diferentes caminos para poder pasear, y disfrutar del entorno, no dejéis de visitar e indagar ya que se darán fotos de postal, y rincones muy mágicos, con muchas luces para una buena postal de recuerdo del lugar.

Se puede llegar en coche hasta la entrada del hotel, cuenta además con varios espacios de aparcamiento nada más cruzar la valla del terreno, por lo que no hay problema de sitio, la gente suele aparcar nada más entrar en el recinto para poder llegar dando ese paseo tan agradable del que os hablábamos antes.

Los detalles es otro de los elementos que le da valor a este lugar, cada parte de la decoración está trabajada y pensada, algunas de las piezas son de gran valor, y/o tienen una historia que contar.

Entre los detalles os comentaré que en el baño de mujeres había cepillos de dientes desechables, compresas, clinex, perfume etc..

El lugar está muy adaptado a los tiempos actuales, por lo que el restaurante y la comida es de vanguardia con toques tradicionales, ya que algunos de sus platos estrella pertenecen a la cocina más tradicional.

El salón en el que comimos es muy amplio y  luminoso con grandes ventanas, todo muy decorado, en cremas y dorados. Al entrar destaca, la mesa que hay en el centro de mármol rosado de una sola pieza y los dorados cortinones todos los elementos hacen que el salón luzca muy elegante con un aire tranquilo.

La carta es amplia, con bastante oferta gastronómica para todos los gustos, para quienes se decantan por pescados, por carnes o por producto de temporada. Para comenzar y mientras decides, tienes a tu disposición un aceite que ya habíamos probado en Granada y que nos trajimos unas botellas porque nos encantó, por lo que fué una grata sorpresa encontrarnos de nuevo con este aceite. A quienes os guste la cata de aceites os recomiendo Oro de Bailén, os dejo el enlace a su web, es un aceite denso con un  sabor muy peculiar es ideal para tomar solo en un poquito de pan.

La sorpresa del restaurante es su menú degustación 55, en este menú s sorpresa todos los platos que vas a tomar, la característica principal es que el chef decide qué contiene ese menú y va sorprendiendo a los comensales, por lo que el camarero te explica en qué consiste cada plato justo antes de traertelo.

A nosotros nos pareció la mejor de las opciones para pasar una buena comida juntos, ya que nadie sabía lo que íbamos a comer con la consiguiente expectación.

Te puedes imaginar muchas combinaciones de platos, de sabores, pero cuando se trata de cocina de fusión …nunca se sabe …como por ejemplo la mouse de  Foie con pimienta Rosa, un sabor completamente fuerte, con la más delicada textura de mouse, llena de aire, y delicada en el paladar, estaba  muy bien armada con consistencia en la cuchara. Como podía resultar un poco empalagoso lo combinaron con un sabor más seco como es del de la pimienta rosa. Hasta el momento no habíamos tomado el Foie de esta manera, nos resultó muy llamativo, creemos que como aperitivo fue todo un acierto ya que nos despertó la curiosidad por lo que podría estar cociéndose en la cocina, y sobretodo nos preparaba para el resto de platos.

El siguiente de los platos, eran unas setas de temporada salteadas,  sencillo verdad?, no parece complicado, pero la calidad y ejemplares de las setas es la esencia de este plato. Somos muy amantes de las setas, aunque nunca nos hemos aficionado a la recolección sí a la degustación, por lo que podemos afirmar que estaban en su punto, perfectas en sal, y en consistencia. Entre la variedad de setas creímos reconocer Boletus y Shiitake.

 

 

 

Nos encantan las Setas por lo que un ACIERTO con mayúsculas, del Chef!!!

El ceviche de vieiras y bonito a mí me conquistó nada más ponerlo delante de mí, para mí ha sido el plato que recuerdo mejor de todo el menú por varias cosas, la primera me encantan las vieiras, y la segunda por la presentación….solo tenéis que ver la foto.

Una presentación cuidada al milímetro, con variedad de colores, y con una buena cantidad, porque a veces al hablar de menús degustación, pensamos en cantidades escasas, en este caso, las cantidades estaban muy bien medidas.

Para sorpresa la salsa era jengibre maravilloso la combinación de sabores. Es cierto que no es un plato para todo comensal, ya que te tiene que gustar mucho el pescado y el marisco a penas cocinado, así como el cilantro, que es uno de los ingredientes típicos de este plato.

Seguimos entre mareas y redes, porque el siguiente de los platos,  hizo nuestras delicias, la milhoja tibia de Centollo y Buey de mar, por separado están buenos, pero juntos son mejores.

La originalidad de ponerlo todo en capas, ha sido una idea brillante, y fácil de comer. La presentación nos encantó, además ha sido un plato muy consistente y divertido.

El arroz combina con todo, ya lo decía mí abuela, es como un abrigo negro que siempre hay que tener de fondo de armario y según con qué lo combinas aciertas más o menos. Eso es lo que representa este plato, una buena base de arroz con unas piezas soberbias de pulpo decorado con unas algas. El pulpo es una apuesta segura y además si está en su punto aciertas seguro. Por lo que a pesar de no ser muy fan del arroz, y no ser este el plato que más me ha gustado, tengo que reconocer que estaba muy bueno de sabor.

Los platos principales, aquí he de hacer una aclaración, realmente el plato del menú degustación era el cochinillo y la cola de rape. Solo que 3 de las personas que estábamos allí no somos mucho de cochinillo y ante la posibilidad de poder cambiar el plato, que muy amablemente nos ofrecieron, lo cambiamos por un sabrosisimo solomillo en salsa Perigourdine. Por esa razón hay tres platos principales y no dos como era el menú degustación original.

El rape, el rey de la casa, en la nuestra por lo menos, nos encanta su textura, el rape va bien con todo, el el típico pescado que te hace quedar bien lo pongas como lo pongas, es agradecido en sabor y tiene buenas piezas para sacar y presentar. Este estaba muy bueno con una presentación más tradicional.

El cochinillo, es el plato tradicional y más conocido de este restaurante porque está 24 horas en el horno a una temperatura constante de 134 grados, por lo que está especialmente bien cocinado  con un sabor muy peculiar. Se agradece que sea muy crujiente y que te pongan la salsa a parte para no ablandarlo. El interior estaba muy jugoso y sabroso.

Un buen restaurante no solo es la comida …hay tantas otras cosas que le dan categoría, entre ellas la manteleríala cubertería, o simplemente que los camareros sean muy agradables, rápidos, discretos y majos. Este sitio tiene todo para empezar las mesas están vestidas de manera impecable con  capas de manteles que hacen la mesa acolchada, son amplias, no tienes problemas para colocar las copas, cubiertos, platos extras etc, . El resto de mesas están colocadas de tal manera que no se cruzan conversaciones ni se molestan unas a otras con espacio para pasar entre ellas amplio. El personal del restaurante y de la recepción ha sido profesional, amable y atento logrando que todo estuviera a nuestro gusto.

Se nos hizo tarde, al final estuvimos allí más de 3 h comiendo, este tipo de menú es largo, lleva tiempo, por lo que si vais con prisa no es recomendable este tipo de menú degustación. y legaron ellos… los más bellos …

No subestimes nunca a un postre (esta vez sí que los probé, incluso los 2 que incluía el menú)…El bizcocho cremoso de chocolate escondía dentro el volcán de chocolate caliente que junto con la mandarina y las piezas de gelatina se montó una Fondue en toda regla.. para compensar un poquito de helado. Me gustó bastante.

Pero la que me robó el corazón junto con el ceviche, ha sido esta pequeña torrija caramelizada, con su adorno de rodaja de naranja dulce … solo decir que no necesitaba ni la vainilla ni el toffe, estaba tan buena ella sola que nada más necesitaba..Os la recomiendo probar por lo jugosa y tierna.

Los chupitos y los cafés estuvieron acompañados de unos buenos dulces tipo carajitos que son una especie de pastas de avellana muy famosas y típicas de la localidad de SALAS en Asturias. Os dejo el link para ampliar información.

 

 

 

Menú Degustación Restaurante Arlós, Castillo del Bosque la Zoreda.

  • Aperitivo
  • Cremoso Foie y pimienta rosa.
  • Setas de temporada salteadas.
  • Menú degustación 55 euros por persona
  • Ceviche de vieiras y bonito.
  • Milhojas tibio de Centollo y Buey de mar.
  • Arroz meloso con pulpo
  • Cola de Rape, verduritas salteadas y vinagreta caliente de cítricos.
  • Solomillo de vacuno mayor con salsa Perigourdine.
  • Torrija caramelizada, toffe, vainilla y naranja
  • Bizcochito cremoso de chocolate
  • 2 botellas de vino: Protos tinto
  • 3 Botellas de agua
  • Cafes x 4

4 personas 270 Euros.67,5 euros por persona

QUIERO IR

→ DIRECCIÓN
BOSQUE LA ZOREDA S/N, 33170 Oviedo
→ TELÉFONO
985 96 33 33

CC BY-NC-SA 4.0 RESTAURANTE CASTILLO DEL BOSQUE LA ZOREDA – ASTURIAS por Cuaderno Gastronomico está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.