“No.restaurant revive el callejón de Jorge Juan”

3 ***

CERRADO PERMANENTEMENTE

En pleno centro, en el callejón de Jorge Juan, aparece No. el restaurante de cocina mediterránea-tradicional moderna de Xavier Márquez. Nos demuestran como Comer sano no es aburrido.

Tienen detalles con nosotros mientras esperamos, y las mesas están bien vestidas, con su correspondiente mantel de tela y un centro de flores decorando etc, últimamente y con el calor que hace el aperitivo que es éxito seguro es el gazpacho o algo fresquito.

La carta no es especialmente amplia, tiene cosas llamativas, como el plato de chipirones con manitas de cerdo, que despertó nuestra curiosidad, así que pedimos para compartir unos entrantes, y como platos principales este que os comento de los chipirones y el solomillo con espinacas y hojaldre abierto.

Para compartir nos pareció bien el Dragon roll , que estuvo poco consistente y se desgranó tenías que cogerlo bien o se te caía pero con muy buen sabor, y una salsa en la parte inferir de-li-cio-sa….., también una tabla de quesos del mundo, un acierto, porque son quesos que habitualmente no tomas, por lo que estuvimos muy entretenidos intentando averiguar qué queso era cual. La única anécdota respecto a este tema, es que al preguntarle al camarero por un par  de los quesos que no llegamos a identificar, no supo decirnos, pero lo consultó en cocina rapidamente.  Hemos echado en falta que nos explicaran los platos de las que nos sirven.

Las croquetas las pedimos de carabineros, fue curioso porque es un sabor muy peculiar, estaban ricas, y creo que las volvería a pedir, pero sobre todo por la crema de ajo que las acompaña que en mi opinión es excelente.

Parte del grupo os comentábamos que pidieron el solomillo con el hojaldre, y la cama de espinacas, esto último suscitó más de un comentario, en general la opinión era que le sobraba, o se tendría que comer por separado. La carne no resultó lo suficientemente tierna, tenía también algunos hilos. La presentación muy original, porque desde lejos parecía una hamburguesa, hasta que te das cuenta que era el hojaldre, muy bien elegida la combinación de este último con la carne.

Este plato también tiene una cama de una especia de pasta de champiñones justo encima de la carne, pero no deja apreciar bien el sabor de la carne, por lo que recomendamos comerlo por separado.

El plato de Chipirones con las manitas de cerdo fue todo un éxito, estaban jugosos, y era la cantidad justa para no cansarse de ellos. Las manitas de cerdo les dieron un sabor especial. El plato estab

a bien presentado, con unas patatinas pequeñas. Me gustó mucho, es un plato que repetiría.

Llegó un momento en la terraza que la temperatura no permitía seguir allí, solicitamos seguir dentro para estar más frescos, pedirnos algún postre y poder hacer sobremesa tranquilamente, a lo que amablemente el personal cambió rápidamente todo, y pudimos terminar dentro.

En las mesas del interior tienen una caja, para dejar los móviles, para que los comensales charlen y se relacionen sin estar todo el rato pendientes del móvil. Me ha parecido una iniciativa necesaria.

Para los postres, quisimos probar los sorbetes de mango y de mandarina, y la Cheese Cake, acompañado de café. Somos muy cafeteros.

Para nuestro gusto la Tarta de queso estaba presentada de manera original pero le faltaba galleta en la parte inferior, un amigo comentó que estaría mejor un poquito menos compacta, pero bien, nos gustó.

El sorbete de mandarina, espectacular, la mandarina tan sencilla y nunca defrauda. El otro sorbete de mango, su textura era más parecida a un helado, estaba compacto, pero nos gustó por su intenso sabor.

Todo el local está decorado en tonos negros, blancos, grises, con algún punto de color en las flores. Lo que más me ha gustado son los dibujos-vinilos decorativos de las pareces, imitando lápiz pero de gran formato. Me gustan mucho los colores oscuros, así que las paredes desnudas en negro como la de la foto, creo que le da bastante presencia al restaurante.

  • Ración de Dragon Roll
  • 1/2 de croquetas carabineros
  • Tabla de quesos del mundo (1/2 ración)
  • Solomillo con hojaldre (2 unidades)
  • Chipirones con manitas de cerdo
  • sorbete de mango
  • Sorbete de mandarina
  • Cheese Cake
  • Botella de vino Emilio Moro
  • Café(3 unidades)

Total: 170 €  las 3 personas.  Precio medio por persona: 57€

 

QUIERO IR

→ DIRECCIÓN
Calle Puigcerdà, 8, 28001 Madrid
→ TELÉFONO
914 31 64 56

CC BY-NC-SA 4.0 NO. RESTAURANT- MADRID por Cuaderno Gastronomico está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.